Luis Gutiérrez Rojas: «El buen humor es sinónimo de estabilidad, paz, tranquilidad y salud mental»

«En la escuela se ha instaurado un cierto tono de queja y pesadumbre como si no hubiera nada que hacer, ese desánimo solo conduce a la desmotivación del profesorado»

Redacción

Luis Gutiérrez Rojas participó el pasado mes de octubre en el Think Tank de innovación educativa «Educar con humor en la Escuela» organizado por la Asociación de Empresarios del Sur de España CESUR a través de su marca para las acciones de Responsabilidad Social CEYS, Círculo de Economía y Sociedad. Un acto al que asistieron decenas de docentes sevillanos, empresarios y responsables de entidades públicas. Luis es licenciado en Medicina y Cirugía, Universidad de Navarra, médico Especialista en Psiquiatría en el Complejo Hospitalario de Jaén, doctor en Psiquiatría por la Universidad de Granada. Grado de Doctor cum laude. Premio Extraordinario del Doctorado (Granada, 2011). Ejerce actualmente como profesional clínico especialista en Psiquiatría en el Parque Tecnológico de la Salud de Granada. Además, es miembro de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica, presidente del Grupo Andaluz para el Estudio del Trastorno Bipolar (GETBA) (www.getba.es) y socio fundador de la agencia de conferenciantes Human Speakers (www.humanspeakers.net).

¿Puede incluirse la risa y el humor en el colegio? ¿Cómo hacerlo?

No se trata tanto de estar todo el rato haciendo reír ni nada por estilo, más bien se trata de tener una actitud positiva ante las circunstancias adversas. Por desgracia, en la escuela se ha instaurado un cierto tono de queja y pesadumbre como si no hubiera «nada que hacer», ese desanimo solo conduce a la desmotivación del profesorado. Lo importante es tener metas factibles, asequibles y, a ser posible, consensuadas con otros profesores. Ideas que puedan llevarse a cabo y que mejoren las condiciones escolares. El que se ocupa de una tarea no se preocupa de lo que no puede cambiar.

¿Qué beneficios tiene tomarse la vida con buen humor?

El buen humor es sinónimo de estabilidad, paz, tranquilidad y salud mental. La persona con buen humor inspira confianza, hace que la vida más agradable a los demás y disminuye los niveles de estrés y de inflamación celular. No se trata de tener que sonreír como si fuera una obligación, el buen humor aparece en las personas que han encontrado un buen motivo para luchar.

¿Cuáles son las claves para no perder ese humor?

Hay que intentar aislarse de las noticias negativas, que son las que más venden y las que llenan los telediarios. Apagar el móvil, olvidar los whatsapp, dejar de visitar decenas de periódicos y engancharse con la vida. Tener un plan que nos motive, volcar nuestro tiempo en hacerle la vida más agradable a los demás, no perder ni un solo segundo de nuestro valioso tiempo en difamar.

¿Qué claves deben tener claras padres y madres a la hora de educar a sus hijos?

Lo más importante es saber que es lo correcto y no dejar que nuestros hijos sean los que lleven la batuta de la casa. En hogar es el primer sitio donde el niño aprende a obedecer y ser disciplinado. Los padres son los que saben lo que se va a hacer. Una familia no es una democracia. Sé que son mensajes que suenan raros hoy en día, pero es la verdad. En las familias en las que los hijos tienen claras cuáles son las normas que hay que cumplir estos hijos son más estables, libres, felices y equilibrados. Una de las claves primordiales es saber ejercer de forma adecuada la autoridad.

¿Cómo se puede llevar con buen humor una rabieta, cinco suspensos o un problema grave?

Ante los problemas graves no nos podemos inhibir. Lo más importante es analizar las causas de dicho fracaso. Echar una bronca tremenda o poner castigos desmedidos suelen valer de poco. Si mi hijo suspende o tiene un mal comportamiento ¿a qué se debe? Es un problema de personalidad, tiene dificultades de aprendizaje. presenta problemas de relación... Hay mil cosas. Por eso debemos educar coordinándonos con los tutores de nuestro hijo, que no pueden dar claves importantes para saber dónde está el problema. Si no vamos a la etiología del problema éste no se resolverá. Saber cómo se puede resolver un problema nos llenará de buen humor mientras que no saber que hacer nos bloqueará.

¿Está preparada esta generación de padres para afrontar las dificultades?

Hay de todo. Creo que nuestra generación tiene cosas tremendamente positivas. Generalmente la figura paterna está mucho más implicada en la familia de lo que lo estaba hace pocos años. El problema es que algunos padres queremos seguir siendo eternos adolescentes y tenemos serias dificultades para asumir la responsabilidad. En la familia implicarse desde el principio previene todo tipo de problemas graves en el futuro.

En España la profesión de docente está desprestigiada. ¿Eso es un problema para un país?

Por supuesto que lo es. La mejor manera de prestigiar la enseñanza es motivando a los docentes. Los profesores que quieren ser mejor, que se implican en los proyectos y que dedican todo el tiempo a pensar en cómo cambiar las cosas no se deprimen nunca. Los que tiran la toalla dejan que anide en su interior un tono de lamento crónico que desprestigia la profesión. A los médicos nos encanta decirles a los jóvenes que hagan medicina. Los docentes deben reivindicarse mostrando a la sociedad que su papel es imprescindible.

El 79% de los españoles cree que los padres y madres han perdido el respeto a los profesores, ¿por qué cree que ocurre esto?

Porque vivimos en una sociedad caracterizada por buscar culpables evitando hacer la más mínima autocrítica. Los grupos de whatsapp de padres están repletos de mensajes peyorativos hacia el profesorado. Los padres no parecen caer en la cuenta de que si le pierden el respeto al profesor sus hijos tampoco se lo tendrán y eso repercutirá de manera catastrófica en su educación. En caso de duda el padre siempre debe ponerse de parte del profesor y si tiene que hacer una crítica o pedir información debe hacerlo a solas y a la cara. Si yo no creo que los profesores son los mejores para educar a mis hijos difícilmente mis hijos lo creerán.

¿Cómo valora la educación en España?

Mucho mejor de lo que la gente cree. Es normal que nos dediquemos a compararnos con otros países para acabar diciendo que lo nuestro es un desastre cuando no es verdad. En nuestro país hay centros y docentes del primer nivel. Creo que para mejorar la educación no hay que hacer grandes pactos políticos (normalmente todas esas medidas quedan en nada) lo que hay que hacer es dejar que los profesores hagan su trabajo, ellos son los profesionales, dejemos de ponerles piedras en el camino que ya tienen bastante.

¿Cuál es el papel que corresponde a los padres y familias en la educación de sus hijos?

Somos los protagonistas, los responsables y los que debemos tirar el carro. Cuando el hijo va mal el responsable principal es la familia. Si una familia es funcional y enseña valores el hijo saldrá educado, aunque no vaya al mejor colegio o tenga algún profesor que deje mucho que desear. Para conseguir que mejore la educación debemos devolver la autoridad a los padres.

¿Qué valores, conocimientos, destrezas o habilidades deberían tener los estudiantes al finalizar su etapa formativa para poder hablar de un sistema educativo adecuado?

Tolerancia, reflexión, capacidad para ejercitar la abstracción y la imaginación. Inteligencia emocional, respeto al diferente, capacidad para resolver problemas y autoconocimiento. Todo lo que fomenta el pensamiento crítico y racional (que no la crítica) todo lo que no nos va a dar ninguna pantalla.

Para tener un sistema educativo adecuado los alumnos tienen que leer mucho más.

Los conocimientos son efímeros, cambian a la velocidad de vértigo, en los puestos de trabajo del futuro no nos pedirán que sepamos nada, sino que tengamos capacidad de aprender.

¿Qué soluciones prácticas hay para reformar la educación española entre todos? ¿Cuál es la solución para la alta tasa de repetidores en España?

Hay que reivindicar el papel de la formación profesional. Miles de alumnos son obligados a estudiar hasta una edad en la que ya han demostrado que no van a hacerlo o son arrojados a universidades que dan títulos que no sirven para nada. Debemos respetar el criterio del profesor y orientar al alumno para un futuro profesional que esté acorde a sus capacidades psicológicas y mentales.

¿Qué medidas se podrían tomar contra el fracaso escolar?

Son muchas, pero diré tres: generar un clima de estudio en la familia, permitir que los profesores orienten al alumno, motivar al alumnado para que descubra el placer del conocimiento.

Fuente: www.periodicoescuela.es

Enlaces de interes

Logo Getba
Logo Human Speakers
Logo Cortijo Madrono
Logo Alter
Logo Cruz Roja
Logo Lafargeholcim
Logo Safh
Logo Servicio Andaluz Salud